sábado, 1 de septiembre de 2012

Música y libros



Como he dicho muchas veces, suelo escribir escuchando música. No cualquier música sino una selección elegida especialmente para el libro. Las músicas que los protagonistas estarían escuchando. Eso me acerca a ellos y hace la tarea de escribir más sencilla.

En el proyecto en que estoy trabajando hizo se quedó muy claro.

En cuanto me decidí que era el momento de poner mi alma en escribir a ese libro, estaba utilizando mi note de viaje. Allí tenía algunas músicas. Elegí algunas y me puse a trabajar escuchándolas. Escribía, pero no todo lo que deseaba. Las cosas no fluían.


Como no me gusta trabajar en el note, pasé a mi viejo (y amado) PC. Las mismas músicas, y avanzaba a ritmo lento. Fue entonces que me decidí a cambiar las músicas. Apenas lo hice y la historia se desarrolló con facilidad. El ritmo pasó al doble y me resulta mucho más sencillo escribir. Seguro que las músicas de antes no tenían ninguna relación con los personajes. Ahora es como si los tuviese impresos en la piel.

Ahora me preguntó si no es ese el problema del proyecto que he dejado en la mitad para trabajar en ese. Estoy en él desde enero y los avances son muy pocos. Quizás a causa de unas músicas equivocadas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

hostgator coupon codes