domingo, 9 de septiembre de 2012

De portadas y otras cosas

Recién he terminado la portada de mi nuevo proyecto y, como todas las veces que estoy trabajando en las portadas, me acordé de una crítica. No ha sido sobre mis libros, pero la tomé como uno de esos consejos para nunca olvidar.

La persona hizo un comentário en la web de una pequeña y nueva editorial (en aquel momento) y habló de forma general. Tras algunos elogios a los autores de la editorial lamentó que entre las portadas se encontraban cosas como utilizar una imagen obtenida en la web desde una página de búsquedas, ponerle el título y autor sobre la imagen y utilizarla como portada de una novela comercial. La persona decía que eso daba tintes de amador al trabajo de la editorial y sus autores.

Si que hay muchos que lo hacen. Y creo que la mayoría de esos autores noveles lo hace por desconoceren que eso es ser amador. Y también por que le faltan recursos (dinero en mi caso) para hacer su portada con un profisional. Tal vez no sepan que no se puede utilizar la imagen de una persona sin su permiso, aunque seas el autor de la fotografía. En el ansia de hacer una portada atractiva se saltan las reglas sin advertir que lo hacen.
Sé que mis portadas jamás figurarán en la lista de las mejores del año. Son sencillas porque yo no soy profesional de diseño y las imágenes no son de lo más sugerente para la novela romántica. Lo común en el género son las escenas entre parejas, pero no soy adinerada lo bastante para invertir en eso. Así, invierto mi tiempo. Y no solo en hacer la portada sino que también en esperar el momento adecuado para tomar una foto para que los colores sean los que quiero para la portada. Pero nunca podré ser demandada por utilizar el trabajo de otros.

Otro día, en Escribe Romántica, se hablaba de como los ánimos del autor influyen en su escrita. Allí he comentado lo que ya advertí hacia mucho tiempo: los ánimos de los personajes influyen en el mío. Mientras escribía mi novela con mayor fuerza dramática, mi humor era de perros y mi ánimo estaba por el suelo.Cuando estoy escribiendo una de los lujanes, mi ánimo está alto, todo me parece hermoso… ni siquiera los días grises y fríos (que suelen dejarme malhumorada) me afectan. Si la gente supiera… me prohibirían de escribir dramas!

Hoy ha sido un día de sol y calor, así que me fue al parque escribir. Logré encontrar una mesa libre, allí puse el note y me puse a trabajar. Me gusta escribir en medio del bullicio de la gente, y el parque es un sitio que me acordó mucho el escenario de la novela, fue maravilloso. Después un rato con mamá y en seguida, a casa para hacer lápices de cera para los niños. Es mi nueva diversión: hacer lápiz con formas de frutillas, corazones, delfines, mariposas, payasos y otras cosas.

Me gustaría tener más tiempo para escribir… las ideas son muchas y el tiempo poco. Ese año estoy satisfecha, creo que llegaré a los cuatro libros que me había figurado como meta.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

hostgator coupon codes