viernes, 4 de marzo de 2011

Trampas del Destino - CAPÍTULO 18

Love is a many splendored thing

It's the April rose that only grows in the early spring

Love is nature's way of giving a reason te lo be living

The golden crown that makes a man la king

Silas y June bailaban, la dulzura de la melodía invadiendo sus corazones. Ambos creía que el amor era lo que de mejor Dios había creado para ese mundo, lo que daba sentido a la vida. El amor de ellos había nacido como una rosa en abril, en la primavera de sus vidas... para algunas personas podría parecer extraño que tan jóvenes ya supieran que destino dar a sus vidas, pero esa era la verdad. Sabían, en el fondo de sus corazones, que nunca se alejarían, que eran un el destino del otro. Durante esos años el amor solamente había crecido, Silas casi la idolatraba, se sentía premiado por recibir lo afecto de ella... June llegaba a pensar que no merecía alguien tan especial como él...

Once on a high and windy hill

In the morning mist two lovers kissed and the world stood still

Then your fingers touched my silent heart and taught it how te lo sing

Yes, true love's a many splendored thing

Hace tanto años cantaba esas misma canciones, siempre hablando de amor, pero no había sabido lo que era eso hasta conocerla, fuera Marina que había enseñado a su corazón el lenguaje del amor. Quién lo había oído cantar antes de conocerla, tal vez no consiguiera reconocer su interpretación... ahora él cantaba con el alma, era capaz de sentir cada una de las frases de la canción. Marina sonreía, sí, el amor verdadero es algo maravilloso... con cuantos había salido... cuántos besara... pero solamente él había conseguido alcanzar la esencia de su ser, conocer el mejor de su persona... solamente Angelos era capaz de leer sus pensamientos y adivinar sus ganas... como ella hacía con él. Era recíproco... vivían en armonía.

(instrumental)

Nirmala sonrió... sabía que era para ella que él tocaba... que eran para su corazón las palabras que deberían ser dichas... Austyn observaba su delicada flor, Nirmala había hecho el amor brotar en su árido corazón, tan machucado por las desventuras de la infancia... Ella fue la primavera que llegó en su vida después de un largo invierno... Ya no eran tan jóvenes así, pero el amor que nació entre ellos traía el frescor del amanecer de la vida, pues sus corazones aún permanecían puros hasta el instante en que se conocieron.

Then your fingers touched my silent heart and taught it how te lo sing

Yes, true love's a many splendored thing

Tayla tenía que concordar con los versos de la canción, la prueba de la magnificencia del amor verdadero estaba delante de sus ojos en tres versiones, una completamente diferente de la otra en la forma de acontecer, pero iguales en la intensidad. Ella sólo se preguntaba se todos tendrían la misma duración. Silas y June ella ya tenía como inseparables, Nirmala y Austyn parecían estar constituyendo algo indestructible. Angelos y Marina que le causaban aprensión... conocía la fuerza del que sentían, pero eran ambos tan determinados que le causaban preocupación. Una pregunta quedó pairando en su pensamiento tras el fin de la canción: ¿habría alguien en ese mundo capaz de enseñar su propio corazón a cantar?Creía que no.

Dos canciones más y era intervalo, Austyn y Angelos vinieron hasta la mesa. Conversaron con los amigos, enamoraron un poco y volvieron para el escenario. Al fin del show volvieron para casa como siempre: June y Silas con Tayla, Nirmala y Marina con Angelos y Austyn.

El sábado sólo Marina y Nirmala fueron al bar. Silas y June habían pasado la tarde en el parque de diversiones con los niños.

Volviendo del parque, los niños tomaron baño y fueron para la cama. Silas y June también tenían se cansado, ella preparó una comida ligera, Silas fue llamar Nikki, que había pasado el día trabajando encima del proyecto de seguridad para la empresa de Saori, pero él no quise comer nada. June preparó una bandeja que Silas llevó hasta el cuarto del hermano. Tras la comida la pareja fue acostarse.

— Estoy preocupado con Nikki — dijo Silas.

June estaba al tocador, cepillando el pelo. Miró para el reflejo del marido acostado a la cama, con los brazos cruzados bajo la cabeza, y sonrió dulcemente.

— Él está dedicándose al máximo al proyecto de la empresa, usted lo conoce con relación al trabajo, sabe como queda obstinado cuando está creando alguna cosa.

— No estoy hablando sólo de ahora. ¿Acuerda como él salía casi todas las noches, intercambiaba de novia a menudo, pero nunca estaba solo?

— Él pasó por una fase difícil...

— También creí que era eso, pero ya hace un tiempo que todo mejoró. ¿Usted consigue acordar de la última vez que él salió?

Ella quedó un tiempo pensando.

— Él no salió ninguna vez desde que volvió a vivir con nosotros.

— No — repuso Silas — Eso ya hace más de un año. Tengo razón de estar preocupado. Nadie cambia así del nada.

— Pero el caso de él no es de “nada”, ¿no, Silas?No fue sólo perder el empleo, robaron todo el trabajo de él... todo que él se dedicó años haciendo quedó en la empresa, aquel gerente trapaceó feo con él. Ahora está ocupado en reconstruir su trabajo, hacer la empresa tener éxito. Creo que tiene sentido él no estar a fin de divertirse, aún está en proceso de dar la vuelta por cima. Él quedó deprimido con lo que aconteció.

— Vaya, usted tiene razón en el que dije... pero aún tengo la sensación de que tiene alguna cosa errada con él.

Ella fue para la cama, acostándose a su lado y colocando la cabeza en su pecho. Silas a abrazó.

— Converse con él sobre eso — sugirió ella —, Nikki entenderá su preocupación y con certeza va a esclarecer lo que está pasándose con él.

— Voy a hacer eso.

Saori quedó feliz cuando Kelsey aceptó almorzar en su casa el domingo, ya había percibido lo cuánto él se sentía desplazado allí, sin embargo, ella no deseaba abandonar aquella casa... me gustaría vivir allí con él... Ahora que estaban sólo los dos a la mesa, él parecía más relajado. Terminaron la comida y ella sugirió que fueran a la biblioteca conversar. Él sentó en el sofá y hizo ella acostarse en suyo pego. Entre conversaciones proscribáis y besos, el tiempo fue pasando. Saori decidió arriesgarse en terreno peligroso, pues ya había percibido que Kelsey no sería completamente feliz mientras no resolviera eso.

— Kelsey, ¿por qué usted mantiene su hermana en Estados Unidos?

— Para que ella pueda tener la atención que necesita.

— Usted sabe que tenemos hospitales aquí que harían el mismo, o hasta mejor. ¿Usted ya se preguntó cuál es su verdadero motivo?

— Es lo que yo dije...

— Usted sabe que no. ¿Será, tal vez, que usted no consigue quedar cerca de ella?

Él quedó en silencio.

— ¿Cuántas veces usted fue visitarla?— preguntó Saori.

El silencio se hizo entre ellos, era posible oír la respiración de cada uno. Ella acariciaba la mano de él.

— Ninguna — respondió él en un susurro.

— Traiga ella de vuelta.

— No sé se es posible.

— Si fue posible llevarla, también será posible retornar.

— ¿Será?

— Por lo menos intente.

— No sé.

— Haga eso por mí.

Ella sentía las lágrimas de él cayendo en su rostro. Intentaba comprender el dolor de él, pero creía que él necesitaba tener coraje de enfrentar lo que había acontecido. Creía que se ella estuviera aquí, si él fuera visitarla, podría ayudar en alguna cosa... tal vez hasta recuperarla, por más que él insistiera que eso era imposible.

— Su jardín es maravilloso, yo siento una paz tan grande cuando estoy aquí — dijo Austyn.

— Cuidar de ese jardín es mi única distracción — repuso Li Zheng.

Austyn sonrió y respiró fondo, estaban sentados en el banco del jardín, y él sabía que no era sólo el jardín que le provocaba esa sensación, pero también la compañía del anciano. Desde que lo había conocido, se preguntaba si el sufrimiento había hecho su tío una persona amargada o un hombre sabio como el tío de Nirmala.

— Admiro que consiga mantenerlo en tamaña perfección. Quedaría feliz en ver el resultado de su trabajo, tengo certeza que el jardín está muy más bonito del que hace años, cuando aún lo veía.

— Buena tentativa de convencerme a ir para el hospital, pero esa Nirmala ya usó — atajó el anciano.

— Pretendo casarme con ella el próximo año. ¿Ese no sería un buen motivo para darle el coraje?

El anciano no respondió, permaneció en silencio, pero Austyn notó que había tocado en algo muy profundo. Nirmala se juntó a ellos y la conversación recomenzó, entraron sólo después del poner-del-sol.

Austyn, que siempre había detestado los domingos, había pasado a ansiar por ellos durante toda la semana. Almorzaba en la casa de Nirmala, a veces salían para caminar, otras, como hoy, quedaban en casa, conversando, después cenaban y él volvía para la soledad de su apartamento.

Nirmala acompañó Austyn hasta el portón, sintió que él estaba tenso, ¿habría sido alguna cosa que conversó con su tío?Estaba así desde que quedaron solos en el jardín.

— Yo tengo una cosa muy seria para contar para usted — dijo él.

— Y no quiere que mi tío escuche.

— Él podría oír... Sé que ese no es el mejor lugar para una conversación seria, pero tal vez en un otro día yo no tenga coraje.

Ella permaneció en silencio, lista para lo oís.

— Desde que salí del colegio en la Suiza — prosiguió Austyn —, estoy buscando mi tío. Nos separamos cuando yo tenía tres años, no consigo acordarme de su rostro, pero es el único pariente que yo tengo… la única persona que me amó hasta yo conocer usted.

Nirmala sentía las lágrimas deslizaren por su rostro, comenzaba a comprender aquella tristeza que veía en él cuando lo había conocido y también… una idea le ocurrió. Parecía imposible, pero había una posibilidad...

— ¿Usted aún busca su tío?— preguntó Nirmala.

— Sí, pero esa es la última vez. El detective dice tener novedades, voy a hablar con él mañana. Será el fin, o él encontró mi tío, o yo desisto. A partir de mañana viviré exclusivamente para usted.

Él la estiró contra su cuerpo, curvándose para besarle, pero Nirmala se desvió, enterrando el rostro en su pecho. Austyn sintió lo cuánto ella estaba tensa, la abrazó fuertemente, acariciando su espalda. ¿Por qué ella había quedado tan perturbada con lo que él le había contado?No comprendió, pero respetó. Quedaron así, en silencio, por un largo tiempo, hasta que ella se soltó de los brazos de él.

— Ya es tarde, es mejor que vaya.

— Por supuesto. Adiós.

— Adiós.

Si despidieron sólo con una mirada. Austyn se volcó y comenzó a caminar.

— ¿Usted puede venir cena mañana?

Él se volcó, sonriendo.

— Puedo. Hasta mañana.

— Hasta.

Él siguió para la estación, ella entró corriendo en casa. Su tío había percibido la perturbación de ella en la conversación con Austyn, y, tras el que él le había dicho a la tarde, pensó que había hablado en boda con Nirmala. Pero cuando la chica entró, sintió que no era felicidad lo que a perturbaba. No tuvo tiempo de preguntar, ella entró en casa hablando.

— Tío, ¿cuántos años su sobrino tenía cuando lo raptaran?

— ¿Tres, por que?

— Curiosidad. Buenas noches.

— Buenas noches.

Nirmala fue directo para el cuarto, echándose a la cama y dejando lo llanto correr libremente. ¿Será que Austyn era el sobrino que su tío tanto había buscado?Y se fuera, ¿como quedaría el relación de ellos?No soportaría perderle, ya había hecho tantos planes para vivir el resto de su vida al lado de él...

Li Zheng entró en el cuarto, sentó en la cama y acarició el pelo de ella, conseguía sentir su sufrimiento.

— Austyn le hizo daño, mi hija?

— No, tío. Él sólo me contó un poco de su vida. Comprendí el motivo de la tristeza de él.

— Antigua tristeza, porque usted calentó el corazón de él. Austyn no emana más el dolor profundo de cuando lo conocemos. Usted llenó la vida de él.

— Espero que sí.

Durante el silencio que se hizo entre ellos, Li Zheng fue sintiéndola más tranquila, sin embargo sabía que Austyn había contado alguna cosa muy seria, Nirmala no se perturbaría de esa manera por nada.

— Yo pedí para él venga cena con nosotros mañana. — susurró ella — Vosotros necesitan conversar.

Li Zheng no consiguió percibir el sentido del que ella había dicho, pero sintió la gravedad y quedó preocupado. ¿Lo que Austyn tendría le contado?¿Que secreto tan grabe él escondía?Austyn le había parecido un muchacho de bien... Quedó junto la Nirmala hasta ella adormecer.

Las puertas del ascensor se abrieron y Austyn siguió para la entrada, su corazón estaba acelerado, oscilando entre la gana de encontrar su tío y a de dejar eso todo para tras y comenzar una vida nueva al lado de Nirmala. Hizo una plegaria pidiendo sabiduría para la decisión que necesitaría tomar. Apretó la mano del hombre que le esperaba.

— Buenos días.

— Buenos días — repuso el detective.

Austyn cogió la carpeta que él le extendía y, como de hábito en esos encuentros en la hora del almuerzo, siguieron para el coche del detective. La carpeta contenía el informe completo de la investigación, pero Austyn, como ya había leído los informes anteriores y los había grabados en la memoria, fue directo para el último informe. Leyó atentamente, prestando máxima atención en cada detalle, una vez que era un informe con las conclusiones de la investigación, argumentando que el tal hombre podría ser su tío con base en todos los hechos levantados. La sobrina que vivía con él podría ser su hermana, pues no habían sido encontradas pruebas de la muerte de la madre de Austyn en el parto.

— ¿Quiere ir hacia allá?— preguntó el detective.

— Vamos.

Siguieron en silencio, e inmediatamente Austyn reconoció el camino que recorrían. El detective estacionó frente a una casa.

— Es aquí.

Austyn lanzó sobre la casa de Nirmala el mirar más triste de su vida, comenzaba a comprender la reacción de ella en la noche anterior cuando le había contado de esa búsqueda por su tío... tal vez ella supiera que tenía un hermano.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

hostgator coupon codes