viernes, 14 de enero de 2011

Trampas del Destino - CAPÍTULO 4



Fin de tarde de jueves, una llovizna caía mansamente sobre el paraguas floral que abrigaba las amigas en el camino para la estación del tren.

— ¿Pensó en nuestra charla de ayer? — preguntó Saori, curiosa.

— Hice más del que sólo pensar, acepté una invitación de Marina para almorzar el domingo.

— No entendí... — masculló Saori.

— Estás rara esta semana, piensa: si Marina ya fue llenar tus oídos, ¿usted cree que ella me invitó para un almuerzo por que? Es obvio que Angelos encontrará una manera de llevar el amigo. ¿Entendió?

— Creo que ya tengo la respuesta que usted busca: ¡lo quieres a él, sí!

Nirmala sólo sonrió en respuesta a la afirmación de la amiga. Entraron en la estación y cada una siguió para su plataforma. El corazón de Saori batía acelerado, en la expectativa de encontrar el muchacho de los ojos color de chocolate.

Kelsey la vio... su respiración se alteró... se maldijo, ¡parecía un adolescente! Se aproximó el suficiente para que entraran en el mismo tren. Cuando las puertas se cerraron, él consiguió quedarse próximo a ella. La chica parecía estar buscando por alguien, buscaba disfrazar, pero su mirada ansiosa recorría el tren, hasta que cruzó con los ojos de él. Kelsey percibió que a ella le sonrojaran las mejillas, pero también vio que los labios de ella dibujaron una discreta sonrisa. Él sonrió en retribución y pidió licencia a la mujer que se interponía entre ellos, parando al lado de ella.

— Hola — dijo Kelsey, mirándola a los ojos de un verde oscuro aterciopelado.

— Hola.

— No sería mala idea si esos trenes viajaran más vacíos.

— De hecho, no sería, pero la ciudad es grande demás para eso — repuso Saori sintiéndose sin aliento.

Siguieron en silencio hasta la próxima parada, cuando varias personas descendieron y vagaron dos asientos codo con codo, en los cuales se sentaron.

— ¿Llevando trabajo para casa? — preguntó Kelsey señalando las carpetas que ella traía en las manos.

— Cuando no se da cuenta del trabajo durante el expediente, no hay cómo huir de eso — repuso ella sonriendo. — Tengo que leer todo eso hasta mañana.

— ¿Informes?

Saori estremeció, él comenzaba a entrar en un territorio peligroso, tenía que encontrar una manera de cambiar el rumbo de la conversación.

— ¡Por supuesto! Estoy tan cansada hoy que pensé en volver de taxi, pero con esa lluvia no me animé, queda tan difícil conseguir uno.

— Y tras conseguir, aún habría el tráfico, en días de lluvia, nada como el tren.

— Sí.

Nueva parada, Saori se acordaba de que él había descendido en la tercera parada la semana anterior. Deseaba que eso se repitiera, pues no tendría cómo escapar si él intentara acompañarla hasta en casa. Kelsey acordó que la próxima estación era la suya y tenía que tomar una iniciativa para no perderle de vista otra vez.

— No te vi en los otros días — comentó él.

El corazón de Saori volvió a acelerar, ¡él la había estado buscando! Kelsey notó el encendido de sus mejillas.

— Mi expediente tiene hora para comenzar, no para terminar.

Kelsey quedó en la duda si aquello era sólo un comentario o una tentativa de alejarse de él, pero decidió correr el riesgo de pasar por estúpido demás para no haber entendido y llevar otra respuesta grosera. La chica valía eso.

— A mí me gustaría ver usted otras veces.

Ella quedó un poco más roja, parecía completamente sin gracia.

— ¿Usted podría pasarme el número de su teléfono?

Por una fracción de segundos ella quedó sin acción, no conseguía creer en el que había oído... cuando consiguió coordinar sus pensamientos, percibió que él tenía el móvil en la mano, en la expectativa de registrar los números. Saori dio el número de su móvil personal, aquel que solamente sus amigas tenían. Él consiguió almacenar a tiempo de bajar en su estación. Se despidieron con una sonrisa.

Al bajar en su estación, Saori maldijo Adam y la lluvia... él siempre la viña atrapar, pero cuando el tiempo estaba bueno, ella seguía al menos algunas manzanas a pie. Hoy no tenía elección, tendría que acompañarlo hasta el coche. Entró y se hundió en el banco, abrazando las carpetas de informes, su pensamiento estaba en el muchacho del tren... sólo entonces recordó que no le había preguntado el nombre, él había preguntado el suyo al marcar el número de su móvil. Se puso a imaginar que nombre él tendría, pero como el trayecto de la estación hasta la mansión era pequeño, inmediatamente llegaron y sus pensamientos fueron interrumpidos.

* * * * * *

El viernes se arrastró, al tiempo que Saori deseaba intensamente que su móvil tocara, tenía miedo de ese momento. Llamó June hasta su oficina, había leído los informes en casa en la noche anterior y varias cosas habían le llamado la atención. La responsable por la logística de las operaciones de la empresa no demoró en comparecer a la oficina de la presidente.

— Buenas tardes, Saori. ¿Encontró algún problema en mis informes?

— Hola, June. No hay nada errado, pero tiene algunos procedimientos que yo no comprendí muy bien, están completamente diferentes de las otras veces. Me gustaría saber el motivo de las alteraciones.

— Estuve haciendo un análisis de las rutas de los navíos en los últimos cinco años, analizando los retrasos que tuvimos en el transporte, que no fueron pocos. En 90% de los casos fue por motivos de orden climática. Hice un estudio sobre rutas y temporadas de huracanes y tempestades tropicales y, teóricamente, estos cambios proyectados pueden traernos una ganancia media de tres días en cada viaje al largo de todo el año. Eso evitaría la necesidad de uso del transporte aéreo que tuvimos en los últimos dos años, la economía sería suficiente para mantener el mayor de nuestros orfanatos por tres años.

— Interesante... — masculló Saori.

June miraba curiosa para la amiga, ella no hube leído su informe en la totalidad... o, se había leído, estaba muy distraída, pues estos análisis estaban allá. Pensó en preguntar se estaba todo bien, pero a Saori no le gustaría ese tipo de pregunta... hablaría después con Nirmala, se había algo a ser descubierto, ella sabría.

— Claro que son sugerencias, podemos mantener las rutas y fechas antiguas. No es que están se haciendo problemáticas, sólo pensé que podríamos mejorar nuestro sistema de operaciones — se justificó June.

— Está aprobado, su último argumento me convenció. Milly presentó algunas solicitudes que necesitan un aumento de presupuesto y que son urgentes. — Saori sonrió hacia la rubia — Si su teoría esté correcta, podremos atender Milly sin perjudicar ningún sector.

— ¿Puedo comenzar a marcar nuevas fechas y cambiar las rutas?

— Puede. ¿Su collar es nuevo? ¡Magnífico!

— Concuerdo con su opinión — June sonrió, tenía una inmensa colección de joyas, todas diseñadas por su marido. — Silas está trabajando en una colección inspirada en leyendas griegas.

— Una mujer encadenada...

June tocó de leve en el colgante que representaba, de forma estilizada, la princesa y era envuelto en una red de corrientes que después, en dos hilos, circundaban el cuello, cerrándose en el hombro izquierdo con uno cierro en forma de candado.

— Es la princesa Andrômeda, ofrecida en sacrificio a Poseidon — explicó June.

— ¡Que triste!

— No, Perseu la salvó y ellos vivieron felices para siempre.

— ¡Ah! Realmente, eso combina mejor con usted. ¿Cuál es el motivo de esa vez? — preguntó Saori — Sé que él sólo te da una joya cuando vosotros tiene alguna cosa para conmemorar.

— Ayer hizo once años que yo conté para él que estaba embarazada de nuestro primer hijo.

— Usted merece el amor de una persona maravillosa cómo él.

June sólo sonrió, tenía orgullo de su marido, no sólo por el trabajo magnífico de él, pero por la persona que él era. No conseguía imaginar alguien más comprensivo y bondadoso que Silas.

* * * * * *

You must remember this

A kiss is still a kiss,

A sigh is just a sigh

The fundamental things apply

As time goes by

La voz de Angelos llenaba el salón, Marina se puso a tamborilear con los dedos contra la mesa como se lo acompañara al piano, todavía sus pensamientos volaban lejos. Alguna cosa estaba aconteciendo a Saori... ella había estado extraña durante todo el día, y June hubo contado que ella le había preguntado cosas que estaban detalladas en su informe y no vuelca el mensaje personal que June hube dejado junto al informe. Eso parecía imposible para la perfecta jefe que tenían... algo – o alguien – se había hecho más importante que la empresa en sus pensamientos.

And when two lovers woo

They still say, "I love you"

On that you can rely

No matter what the future brings

As time goes by

Más que la voz profunda de Angelos, eran las notas tristes del sax que tocaban el corazón de Nirmala. El tiempo había pasado, mucha cosa había cambiado, pero ella aún creía que era posible ser feliz para siempre cuando una pareja se amaba.

Moonlight and love songs

Never out of date

Hearts full of passion

Jealousy and hate

Woman needs man

And man must have his mate

That noone can deny

La mirada de Angelos se prendía a la imagen de Marina. Muchos podrían hallar la relación de ellos algo casual por la manera ligera con que ambos trataban de eso, pero él sabía que ella llevaba a serio lo afecto que había nacido entre ellos desde el día que se conocieron en un bar semejante a este de hoy. Cuando a vio en aquella noche supo que había encontrado la mujer que haría de él un hombre completo.

It's still the same old story

A fight sea love and glory

A case of door die

The world will always welcome lovers

As time goes by

Todo lo que salía de dentro de él resonaba la tristeza, incluso la mirada que derramaba sobre aquella chica delicada que había tocado su alma era llena de tristeza... Austyn sabía que mientras no encontrara su tío, esa sería la rutina de su alma... Por más que Nirmala hubiera conseguido alcanzar la esencia de su ser, no había aliviado esa tristeza que en este momento fluía por el aire soplado en su instrumento e invadía el salón en la forma de notas musicales.

2 comentarios:

  1. ¡Hola, cristina!
    ¡Qué bonito ese encuentro entre Saori y Kelsey en el tren... Que pena que sólo fueran tres estaciones las que compartieron. ¿Él la llamará?

    Besos,
    Bri

    ResponderEliminar
  2. Buen capi ! que tristeza la de Austyn, quizás seria bueno que se diera una oportunidad con Nirmala, ella tal vez lo podría contener en su tristeza y apoyar en su búsqueda, ojala que se pueda dar.

    ResponderEliminar

hostgator coupon codes