viernes, 12 de noviembre de 2010

Una historia de amor

Tras treinta años, la rutina había hecho del llama del amor, cenizas. Ya no era posible compartir la misma casa y cada uno siguió su camino. Once años después, la sabiduría los alcanza y vuelven a intentar hacer de los sueños realidad.

Ese no es el argumento de una de mis novelas... sino la vida de mis padres. Esa semana han decidido vivir juntos otra vez.

3 comentarios:

  1. Hola linda!!
    valla pero si es a si muchas felicidades entonces!! la vida da muchas vueltas y nunca sabemos que nos va a deparar el futuro, damos las cosas como seguras pero la verdad que todo es incierto y si ahora están mas felices que antes pues mucho mejor !! felicidades!!!
    kisses ^ ^

    ResponderEliminar
  2. ¡Muchas felicidades, Cristina!
    Si tus padres tomaron esa decisión, es evidente que el amor no había muerto del todo y que aún permanecía, después de once años, guardado en un rinconcito de sus corazones.
    Los mejores deseos para que esta unión sea buena y colmada de dicha.

    Besos,
    Bri

    ResponderEliminar
  3. Asi es, el verdadero amor nunca muere. A veces su colores cambian a gris, pero sigue como amor y con un buen dosis de cariño y comprensión los colores vuelven.

    Ves, Bri, porque me gusta tu Diez años después?

    Besos

    ResponderEliminar

hostgator coupon codes